Basta acercar el lector de QR a la contraetiqueta del Pinot Noir Blend de Suelos 2016 para que una voz surja del smartphone y nos describa el vino: “Pinot Noir proveniente de tres tipos de suelos diferentes, vinificados de manera independiente. Color rojo rubí pálido, aromas de frutas rojas, flores y hongos de pino. Añada 2016, contenido de alcohol 13%. Producido y embotellado en origen. Finca Aniello, Mainqué, Río Negro, Patagonia Argentina. Para más información www.fincaaniello.com.ar”.

La voz es la de María Cruz De Angelis, directora de la bodega establecida en Mainqué, que lleva adelante a modo de experiencia piloto un nuevo etiquetado en cinco de sus líneas de vinos, en las que ha incorporado un código QR que al ser escaneado reproduce un audio con la descripción del vino y de sus características. La idea incluso es sumar relieve a este código, para que las personas con dificultadas visuales puedan fácilmente identificarlo y hacer uso de esta herramienta.

“Creemos que este tipo de tecnología no solo puede ser de ayuda para la persona ciega, que puede conocer el Braille, que ya ha sido incorporado en etiquetado a nivel mundial, sino a un universo más amplio de personas que usan lentes o tienen visión parcial por diferentes circunstancias”, comentó María Cruz, que agregó que, de confirmarse la utilidad de este sistema, se incorporaría a todas las líneas de vinos de la bodega patagónica, tanto aquellas destinadas al mercado local como las que se exportan.

Dónde encontrarlo

Inicialmente, el QR estará presente en las nuevas añadas de las etiquetas 006 Chardonnay 2018, Pinot Noir Blend de Suelos 2016, 006 Malbec 2018, 006 Merlot 2018 y Malbec Blend de Suelos 2016, “Es una prueba piloto que se lanzó, para poder evaluar su utilidad, con un sistema backup que permite registrar la cantidad de escaneos por etiqueta y conocer el potencial de esta herramienta para ir mejorándola y expandiéndola al resto de las líneas”, comentó la director de la bodega patagónica.

Varietal, añada, graduación alcohólica, una breve nota de cata y forma de elaboración son los datos que ofrecen los audios, de no más de 20 segundos de duración, “que permiten al consumidor, cualquiera sea su condición, pero principalmente enfocado en personas con discapacidad visual, saber con precisión qué vino están comprando”, concluyó María Cruz, que considera esta iniciativa una forma de hacer del vino un producto más inclusivo.

Dejar un comentario

avatar